Agencia México.- Pablo Lyle abandonó el lugar donde se encontraba recluido luego de fijársele una fianza de 50 mil dólares (casi 1 millón de pesos) para llevar su proceso en libertad condicional y esperar el juicio donde recibirá sentencia luego de que el hombre al que golpeó en un incidente de tráfico falleciera.

Sin embargo, se reveló en el programa «Hoy” que el actor mexicano fue llevado a un Centro de Rehabilitación para Menores, lugar donde le colocarán el grillete (dispositivo electrónico para ser localizado), bajo medidas extremas de seguridad, porque fue amenazado de muerte.

«Se ha dado a conocer en la radio de Miami que el abogado dio una entrevista y dijo que tenían amenazas de muerte. Están diciendo en Miami que el artista tiene amenazas de muerte y por eso lo están trasladando en secreto, para que al final no se sepa en qué domicilio va a estar bajo arresto”, informó el periodista Orlando Segura.

Por otra parte, se ha confirmado que será en el domicilio de su cuñado donde el histrión permanecerá en arresto y que este miércoles presentarse nuevamente ante la corte.