Después de que Mark Saltzman manifestara que los guiones de Beto y Enrique fueron pensados en una pareja gay tras escuchar a un niño preguntarle a su madre si Beto y Enrique eran amantes, nuevamente salió Plaza Sésamo a desmentir esta versión.

“Como siempre lo hemos dicho, Beto y Enrique son mejores amigos. Ellos fueron creados para enseñar a los pequeños todos podemos ser amigos de todos, aunque seamos muy diferentes de los demás. A pesar de que son personajes del sexo masculino y tengan muchas características humanas (al igual que las marionetas de Plaza Sésamo), ellos siguen siento marionetas, y no tienen orientación sexual”, dice la cuenta Sesame Workshop en Twitter.

Declaración que provocó una ola de críticas, sobre todo porque otros personajes del mismo programa han mantenido una relación sentimental, como es el caso de la Rana René y la Cerdita Peggy.

Debido a ello, la cuenta Sesame Workshop retomó las redes para aclarar: “Plaza Sésamo siempre ha sido sinónimo de inclusión y aceptación donde todas las culturas y procedencias son bienvenidas. Beto y Enrique fueron creados ser mejores amigos”.

Con estos mensajes queda claro que Plaza Sésamo sigue mantenido su misma postura, pues en el año 2013, cuando la revista estadounidense The New Yorker colocó a Beto y Enrique en su portada como íconos gay, emitieron un comunicado similar.