La experiencia de su secuestro lastimó tanto la vida de Marco Antonio Flores, líder de La Número Uno Banda Jerez, que el cantante prefiere la muerte antes que repetir la experiencia. Franco, recuperado, pero con el hecho grabado en su subconsciente, el cantante ofrece una entrevista a BASTA! en el marco de la colocación de su estrella en el Paseo de la Fama de Las Vegas.

Determinante, Flores responde a Gilberto Barrera, nuestro director de espectáculos, sobre la mayor complicación atravesada en sus primeros quince años de carrera. “Un secuestro es lo peor que me ha pasado en la vida, yo no se lo deseo a nadie. Sin temor a equivocarme prefiero la muerte. No es que sea mal agradecido con la vida, por tener una nueva oportunidad de estar aquí, gracias a Dios yo estoy aquí, pero nadie debe pasar una experiencia así. Yo pienso que si algo ha de pasar que sea la muerte antes que un secuestro. A lo mejor blasfemo, pero es mi punto de vista, mi manera de ver las cosas”.

LA SEGUNDA OPORTUNIDAD

Flores fue secuest rado un día de julio de 2012 cuando circulaba sobre la carreta que lo llevaría a su rancho en Jerez, Zacatecas. La liberación o lo que él llama “segunda oportunidad”, llegó hasta 28 días después tras el pago de dos recompensas y días de total incertidumbre, sensación que todavía en 2015 experimenta, especialmente tras el enfrentamiento que tuvo hace algunos meses con uno de sus secuestradores, a quien reconoció en un baile en Estados Unidos.

El artista lamentó la actuación de las autoridades al momento de castigar el delito. “Es una situación que estamos pasando en México, es muy triste y da coraje que los gobiernos no hacen nada, nadie hace nada. La gente tiene miedo y yo creo que no deberíamos ser tan cobardes para animarnos a enfrentar las cosas porque no son tan grandes los problemas cuando nos animamos a enfrentarlos”.

EL LADO BUENO DE LA VIDA

Por otro lado, Flores externó la emoción provocada por el reconocimiento obtenido en Nevada. “Es un sueño, un logro que nos ha costado muchísimo trabajo y por eso nos emocionamos tanto, nos llenamos de orgullo principalmente por nuestras familias, nuestros fans, los paisanos de Zacatecas y toda la gente que nos quiere”.

Flores recordó las batallas libradas para llegar al exitoso momento que vive junto a la agrupación. “Nosotros venimos de abajo, hemos batallado muchísimo: En las cantinitas, en las peregrinaciones en el DF, hasta en los camiones, en todos lados. Ahora con la estrella tenemos que hacer cosas mejores porque esto es un compromiso; hay muchas cosas por hacer concluye.