Un joven de Texas que rapeaba bajo el nombre de Tay-K fue sentenciado a 55 años de prisión por la muerte a tiros de un hombre durante un allanamiento de morada en el 2016.

Un jurado en Fort Worth condenó la semana pasada a Taymor McIntyre, de 19 años, por su papel en la muerte de Ethan Walker, de 21. El martes, el jurado deliberó durante cerca de tres horas antes de sentenciar a McIntyre a 55 años de prisión y una multa de 10 mil dólares.

El Star-Telegram reportó que McIntyre apeló su condena y sentencia.

El hombre que le disparó a Walker fue sentenciado el año pasado a cadena perpetua. Los fiscales han dicho que McIntyre fue acusado del asesinato porque reclutó al pistolero y organizó el robo. Tenía 16 años cuando ocurrió el asesinato, pero fue procesado como un adulto.

El sencillo de McIntyre ‘The Race’ de 2017 apareció en la lista Hot 100 de Billboard