La semana pasada, Big Brother vivió una expulsión falsa, en la que Shira y Rudo, fueron los habitantes seleccionados para abandonar el reality, sin embargo todo se trataba de una broma.

Con el lema de “las reglas cambian”, Big Brother decidió sacar a los dos habitantes que tenían el puntaje más alto en cuento a la aceptación y apoyo por parte del público, esto, para darle un giro al juego, pues mientras sus compañeros pensaban que no los volverían a ver, hablaron sin tapujos sin saber que Shira y Rudo los estaban vigilando.

Después de algunos días de vigilar a los demás habitantes, esta noche Shira y Rudo regresaron a ‘la casa más famosa de México’, donde más de uno resultó sorprendido con la noticia.

Alrededor de las 10 de la noche, Big Brother llamó a los habitantes a la sala para después ‘congelarlos’ mientras en la pantalla se escuchaba lo que se vivió el jueves de expulsión, donde Adela Micha explicaba que todo se trataba de una expulsión falsa y que contrario a lo que se pensaba, Shira y Rudo eran los habitantes más fuertes de los nominados en aquella ocasión.

Al ‘descongelarlos’ los habitantes no cesaron en preguntarle a sus compañeros qué era todo lo que estaba pasando, pues no se sabe si los habitantes con menos votos saldrán el próximo jueves o continuarán participando.