Según lo dicho en el programa de espectáculos “Ventaneando”, el narcotraficante le solicitó a una mujer de nombre Andrea Vélez que contactara a la cantante.

Vélez, indican, era una reclutadora colombiana de modelos y acompañantes que daban servicios sexuales al capo y que ellas, además, servían para corromper funcionarios.

Al parecer, en una de las conversaciones telefónicas que tuvo con la sudamericana le solicitó que contactara a la intérprete de ‘‘Sapito’’.

Aunque dicho encuentro no se llevó a cabo.

Belinda se encuentra concentrada en su carrera musical. Además, “Lupillo” Rivera desmintió que hubiera planes de boda entre ellos.

En tanto, Guzmán Loera cumple cadena perpetua en los Estados Unidos por el delito de narcotráfico.