Enrique Guzmán sigue sorprendiendo al público con sus declaraciones, pues después de haber mostrado una reconciliación con Silvia Pinal tras estar al pendiente de ella mientras estuvo hospitalizada, declaró que sólo lo hizo por cortesía, “claro, es la mamá de mis hijos, pero mi verdadero gran amor fue Rocío Dúrcal”, confesó el intérprete de La Plaga.

Entrevistado durante la presentación del elenco del musical Jesucristo Superestrella, donde él dará vida a Herodes, señaló que efectivamente, la semana pasada fue muy intensa para la familia, “Silvia prendió los focos rojos en mi casa, ahora todos nos checamos muy a menudo para evitar enfermarnos, nos queda muy en claro que a cierta edad una pulmonía ya nos saca de esta vida”, señaló.

Con respecto a la visita que le hizo su ex esposa, Enrique dijo que no fue como muchos medios lo informaron hace unos días, “sí la fui a ver, platicamos muy bien, creo que aclaramos muchos pendientes y hablamos de su serie, la cual no me gustó porque Carla Estrada la hizo como si fuera una nota roja de la Alarma, muy roja, muy amarillista y la vida de Silvia Pinal es mucho más que eso”, señaló.

También dijo que no hubo ni lágrimas ni tampoco en ningún momento se puso de rodillas para pedirle perdón, “eso es mentira, yo ya no me sostengo en mis rodillas para empezar, platicamos mucho y dejamos en claro que hubo errores de los dos, lo que sí es cierto es que el final nos despedimos con un beso en la boca, la respeto y quiero muchísimo porque es la madre de mis hijos”, enfatizó.

Cuestionado sobre si la también productora todavía le acelera los latidos de su corazón, dijo con tono enérgico que no, “El gran amor de mi vida fue Rocío Dúrcal, con ella grabé Acompáñame y ahora que estoy grabando un disco de duetos, esa canción la dejé fuera porque no la voy a cantar con nadie más”, señaló.

Al respecto, dijo que este material estará listo a mitad de año y que contará con colaboraciones de gente importante, “esa es una sorpresa, pero sí puedo decirles que intenté grabar el tema con Shaila Dúrcal, la escuché pero no me gustó mucho porque no alcanzó ciertos niveles que sólo Rocío tenía, así que le di las gracias y esta canción se quedó fuera, con Alejandra mi hija volví a grabar otra canción, será un blues nada qué ver con La Plaga que grabamos hace algunos años”, finalizó.