Tras el partido de México contra Alemania en el Mundial de Rusia 2018, Eugenio Derbez y su hijo Vadhir estuvieron en el estadio realizando algunos retos.

El comediante, caracterizado de su personaje Barnaby Prieto, aceptó el desafío de interrumpir un programa de televisión en vivo.

Padre e hijo entraron en cubículos destinados a programas de televisión e ingresó a uno donde transmitía Telemundo, conducido por Carlos Hermosillo y Miguel Gurwitz.

«Qué pasó quiúbole», entró Derbez en el set de televisión, a la vez que preguntaba a los conductores por Toño de Valdés.

Gurwitz le dice al actor que están al aire y que no estaba contemplada su visita, lo cual también el director le recuerda e invita a salir.

«Denme chance de cotorrear con la gente», dice el mexicano.

«Ya me voy, nada más, ¿a quién le van?», pregunta Derbez y ambos responden que a México, aunque le pregunta a Miguel su apellido y le dice que es «alemán de closet».

A continuación un guardia de seguridad se acerca al comediante y lo agarra de la muñeca, mientras que el conductor le pide que no lo toque. Sin embargo Derbez se da la vuelta y se pone a un costado de Hermosillo, lo cual molesta al guardia y carga al mexicano y lo saca del espacio.

Ya en el pasillo se acerca una seguidora del mexicano a pedirle una foto.

Eugenio aceptó el reto si es que su hijo aceptaba estar con unos aficionados y bajarse los pantalones. Este momento lo compartió el comediante en su cuenta de Instagram en una historia.

 

Esta nota contiene video: