Salma Hayek ha dicho en repetidas ocasiones que no es fan de las computadoras ni de las nuevas tecnologías, tal vez por eso no ha dejado que su hija, Valentina Paloma, utilice las redes sociales. Aparte, comentó la actriz en una entrevista con US Weekly, lo hace para que su pequeña goce de las cosas de acuerdo a su edad,  7 años, pues cree que el sacar perfiles en Instagram, Facebook y Twitter puede hacer que su hija crezca más rápido de lo que debe.

«Es todo un mundo nuevo. Estoy tratando de estar alejada de él tanto como puedo, pero hay presión porque a todas las otras niñas les están dando teléfonos, y todos los niños quieren lo que los otros tienen en el colegio. No sienten que sean parte del grupo si no tienen las mismas cosas. (Valentina) Quiere plazos para todo: “¿Cuándo me vas a dar un teléfono? ¿Cuándo podré maquillarme? ¿Cuándo…?”. Le he dicho que pare y que disfrute sólo con lo que puede hacer ahora».

Y tanto es el rechazo que le tiene Salma a la tecnología, que incluso hace tiempo comentó que no sabía ni usar una computadora, que aprendió hasta 2010 porque no le interesaba meterse al mundo digital, y si lo hizo fue porque su esposo, el magnate francés Francois-Henri Pinault, le insistió porque no sabía ni mandar un correo.

*Brcl