Sarita Sosa, hija de José José, aseguró que sus hermanos, José Joel y Marysol, sí saben del paradero del cuerpo de su padre y que «nadie está robando el spotlight (protagonismo)».

En entrevista con el programa Al Rojo Vivo, la joven aseguró que el cuerpo de El Príncipe de la canción se encuentra en manos de la funeraria, en un centro donde guardan a las personas que fallecen en lo que se determina cómo se realizarán los funerales.

En otro mensaje a través del programa El Gordo y la Flaca, Sarita dijo que el cuerpo de su padre «está descansando en paz y así lo hará hasta el día de su velada. Nosotros no tenemos acceso al cuerpo. Las leyes de Estados Unidos son muy estrictas. Desafortunadamente, ni su esposa puede ver el cuerpo».

En el mismo mensaje, la joven aseguró que el cuerpo sí será trasladado a México para su homenaje.

«No queremos, ni haremos algo apresurado. Él no sólo fue un príncipe, él fue y es nuestro rey. Nos está tomando tiempo para coordinar lo mejor (como se lo merece) para nuestro ídolo (…) Pueblo de México, lo llevaremos a México para que puedan despedirse de él. Les garantizamos que lo podrán velar. Les pedimos perdón por el silencio, hemos pasado un tiempo tan difícil y no se lo deseamos a nadie. El dolor es inmenso para todos. Dios esté con nosotros y que viva El Príncipe», finalizó.

Según Sarita, todo comenzó con una fiebre

Sarita, acompañada por su esposo Jimmy Ortiz, comentaron en Al Rojo Vivo que hace dos semanas, José José empezó a tener fiebre y lo llevaron al hospital, donde recibió un tratamiento por neumonía. Detallaron que tres o cuatro después de estar internado fue que empezó a tener problemas de respiración.

Entre lágrimas Sarita reveló:

«Él autorizó que lo entubaran, dije que estaba de acuerdo. Después de entubarlo estuvo bien los primeros dos días, pero ya estaba muy cansado. Hace dos días los órganos le empezaron a fallar, le pusieron bastante medicina, para que no sufriera, para que no tuviera dolor, pero sí fue ahí donde empezó el corazón a perder fuerza».

Declaró que sí les avisó a sus hermanos cuando murió José José y que cumplió su deber de hija y hermana.

«Ellos están bien conscientes de que en el momento en que él falleció yo les llamé. Que ellos salgan a decir otra cosa es otro asunto. Que digan lo que quieran, ellos son muy conscientes de que saben dónde está», dijo.