El primer actor Juan Ferrara evitó hablar durante un mes, por recomendación médica, para desinflamar las cuerdas vocales que se dañaron por un tic gutural que tiene desde hace más de 40 años.

Este tic es como graznar (sonido que emite el ganso) y lo hacía con mucha frecuencia durante el día, hasta que afectó las cuerdas vocales, creando nódulos que se deberán operar, pero necesita estar mudo por más de un mes, como ya se comentó, para que los doctores puedan hacer un examen y evaluar las condiciones en la que se encuentran los órganos que producen las voz y programar la operación para erradicar la mayor parte posible de nódulos.

Si el actor no cumpliera con esta instrucción, las consecuencias serían quedarse sin voz o hablar con dificultades, de modo poco entendible, y esto le costaría no solamente la condición de expresarse sino la pérdida de contratos, ya que vive de su voz, que ha sido considerada una de las más sexys, y en sondeos las mujeres dijeron que su voz era tan excitante como la de Mauricio Garcés.

Al actor lo atiende una foniatra de nombre Eugenia Torres, quien ha tenido la paciencia y el interés para que Juan Ferrara pueda evolucionar con los métodos que le recomienda y pueda continuar con su exitosa carrera.

Juan Ferrara pertenece a una familia de artistas: Es hijo de la actriz española Ofelia Guilmáin y hermano de las actrices Esther y Lucía guilmáin