.- Eugenio Derbez produce sus propias películas en Estados Unidos porque, asegura, es a través del arte y el ingenio como logran tirarse los muros de odio que algunos están levantando.

Sin mencionar el nombre de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, el creador de La familia Peluche señaló que los actuales son tiempos donde hay división y odio en el mundo, en lugar de amor. «Es importante tirarlo (el muro) con amor, con arte, con ingenio y por eso he tratado de hacer mis propias películas allá.

«Mucha gente me pregunta que por qué produzco, no es que me encante, prefiero la parte creativa, pero al producir tengo poder, un poco más, para por ejemplo en Hombre al agua (su nuevo filme), decidir cambiar el género del personaje», señala.

 En la cinta que protagoniza al lado de Anna Faris (Scary movie) y que llegará a salas nacionales el 10 de mayo en al menos mil pantallas, su personaje es el de un millonario que pierde la memoria.

Es una reversión de Overboard, que en 1987 estelarizaron Goldie Hawn y Kurt Russell. Hombre al agua es la segunda película que produce en la meca del cine, luego de Cómo ser un latin lover. «Estoy cansado de que al actor latino en Hollywood siempre esté etiquetado en las películas americanas como los criminales, los narcotraficantes, los pandilleros y como jardineros, eso es lo único que vemos en las pantallas hollywoodenses. Siempre que me llamaban para un papel era lo mismo, ahora estoy intentando cambiar esto desde mi trinchera», indicó.

La declaración la dio durante un evento en el que, junto con la actriz y cantante transexual chilena Daniela Vega (Una mujer fantástica), recibió un reconocimiento en el marco de los Premios Platino a lo mejor del cine iberoamericano que se realizará este domingo en el parque ecológico Xcaret.

Recordó que en su momento (Milagros del cielo, 2016, con Jennifer Gardner) encarnó al doctor Nurko, un pediatra gastroenterólogo que realmente existe, número uno en el mundo, que nació en México y estudió en la UNAM. «Ese tipo de historias son las que debemos contar y cada que yo pueda, poner mi granito de arena para cambiar la imagen del latino.

«Los latinos no tenemos los presupuestos que tiene Hollywood, sin embargo hacemos películas maravillosas porque suplimos la falta de presupuesto con creatividad y es el arma más fuerte que tenemos en toda Latinoamérica», subrayó.