Aunque reveló ser portador de VIH con el objetivo de evitar más pérdidas económicas por chantajes, todo indica que el actor hollywoodense Charlie Sheen será el blanco favorito de los abogados en los siguientes meses.

Horas después de que el polémico artista apareciera en la señal de NBC para confirmar los rumores surgidos desde el lunes en torno a su padecimiento, surgieron las primeras informaciones que apuntaron a procesos legales en su contra.

El sitio TMZ, el mismo portal que 24 horas antes había iniciado la circulación de los rumores en torno a la enfermedad de Sheen y a la confirmación en NBC, confirmó los planes por parte de seis mujeres que sostuvieron relaciones con el actor para demandarlo.

Según el portal, las seis mujeres sostienen ya sólidos acercamientos con un agresivo bufett jurídico de Los Ángeles, oficina que iniciará cargos como imposición intencional de angustia emocional, fraude y agresión sexual. Según el portal, las féminas sostienen que tuvieron sexo con Sheen con y sin protección, pero que éste nunca les informó del virus que porta desde hace cuatro años, según reveló en la entrevista trasmitida por la mañana.

MILLONARIO CHANTAJE

En la entrevista que se convirtió en la más comentada del año, Sheen hizo mención a las millonarias pérdidas económicas derivadas de la compra del silencio de todos aquellos que se enteraron de su situación. “He pagado a gente, no a demasiadas personas pero sí a las suficientes como para preocuparme por el futuro. No quiero equivocarme al decir un número pero a la suficiente como para llegar a millones. Lo que la gente no se da cuenta es que es el dinero que le quitan a mis hijos, no solo a mí. Tengo cinco hijos y un nieto” comentó.

Ante la escandalosa noticia, diversos medios publicaron que, según datos extraoficiales, la cifra pagada por Sheen a cambio de proteger su secreto, rondó los diez millones de dólares.