Sin duda, Madonna es una mujer que ha dado de qué hablar más de una vez en torno a temas religiosos, tras sus explícitas burlas hacia la iglesia o el vaticano. La cantante le dedicó una canción dentro de su espectáculo del jueves por la noche en Filadelfia, sede de la última para de la visita del Papa a dicha ciudad. Madonna no dejó pasar esta oportunidad para hacer declaraciones sobre el ícono religioso:

«Las reglas son para los tontos. Por eso me gusta el nuevo papa. Parece ser muy tolerante», dijo la cantante. Dentro del show incluyó diversas imágenes religiosas que incluyeron a bailarinas vestidas de monjas haciendo “pole dance” sobre unas cruces.
Tras subirse en una mesa con un brillante vestido ajustado, la provocadora de 57 años dijo: «Lo logré. ¿Puede el papa hacer eso?». También dijo: «He sido excomulgada de la Iglesia Católica en tres ocasiones.
Eso muestra que al Vaticano de verdad le importa». «Puesto que el ´Popey-wopey´ está en camino para acá, quiero dedicarle a él esta canción», expresó antes de interpretar «La Vie en Rose». Madonna, tiene un amplio historial de conflictos con el vaticano, desde su video «Like A Prayer», que mostraba imágenes que indignaron a los líderes religiosos, hasta una gira en 2006, donde montó una crucifixión ficticia a pocos kilómetros del Vaticano.