«La gente que se dedicó a hablar mal ya debe mantener la boca cerrada”, comenta en entrevista Guillermo Pous.

El abogado es albacea de la sucesión testamentaria a bienes de Alberto Aguilera Valadez (Juan Gabriel) y representante legal de Iván Aguilera. En días pasados Iván, que es hijo mayor del cantante, fue declarado heredero universal a casi tres años de la muerte del Divo de Juárez y luego de que personajes como el hijo de Juan Gabriel, Joao, buscara impugnar el testamento del cantante.

«Se ha acreditado con hechos y documentos que se tenía la razón desde un inicio; el testamento es válido. No hay manera de poder demandar ninguna clase de vicios sobre ese documento; tanto en EU como en México quedó acreditado”, señala Pous.

«Se resolvió de manera definitiva que la demanda por nulidad del testamento interpuesta por Joao Rosales no tenía razón. El testamento es absolutamente válido, el señor no acreditó tener ninguna clase de derechos y se reconoce sin objeción alguna a Iván Aguilera como heredero universal”, explica.

Al respecto de las demandas de Joao, el abogado Pous considera que éste sólo quería dinero y por ello argumentaba que el testamento era falso. Al final, fueron la serie de contradicciones de Joao las que demostraron que se trataba sólo de avaricia.

Guillermo Pous detalla qué es lo que forma parte de la herencia: derechos fotográficos, cintas maestras, derechos de propiedad intelectual y de imagen de Alberto y de Juan Gabriel, la letra y melodía de las canciones, propiedades, bienes muebles e inmuebles, trajes, coches. «Absolutamente todo”, dice. (El Universal).