Definitivamente el nombre de Julión Álvarez es sinónimo de polémica. Ahora se le vincula a un caso de agresión física a una mujer, circunstancia que el cantante niega rotundamente. Aunque acepta que sí existió un problema, también aclara que todo fue causado por uno de sus músicos, quien llevó a su novia a la presentación del cantante en el palenque de Zacatecas, el domingo pasado.

Entrevistado por el programa radiofónico Las mañanitas show, emisión que se trasmite en California y en la que colabora nuestro director de espectáculos, Gilberto Barrera, Álvarez hizo frente a las versiones que señalan que durante la madrugada del lunes, al concluir su concierto, estuvo a punto de ser detenido por la policía local tras protagonizar una pelea con una mujer mientras se encontraba en el Hotel Fiesta Inn.

“No es cierto. Es una situación que primeramente me causó risa, pero lo que sucede es que uno de los muchachos me pidió permiso para llevar a su novia, yo pensé que no había problema y le dije que sí. Todas las habitaciones se pusieron a mi nombre, el chavo se peleó con la novia, ella se quejó en la recepción y cuando la policía llegó vieron que no había nada que investigar ni nada porque fue un pleito, no hubo agresiones físicas ni nada de esas cosas”.

En el marco de una gira por la unión americana, el intérprete de El aferrado aseguró que al momento de la pelea de su colaborador, ya no se encontraba en el hotel.

“Yo tenía como 15 o 20 minutos de haberme ido del hotel, ahí no duramos mucho tiempo, nada más llegamos del palenque, agarramos nuestras chivas y nos salimos porque yo tenía que llegar a Chiapas.

Dijo que hasta el martes, antes de que el tema trascendiera en los medios de comunicación, el asunto le pareció poca cosa.

“Si nos metemos más a fondo pudiera exponer a la muchacha o al chaval, ponerlos a declarar y si fuéramos de pleito, pues nos íbamos a demanda. La realidad es que sí hubo una queja, pero nunca una agresión física”.