El Hell & Heaven Metal Fest sí se realizará, pero no en el recinto ferial de Texcoco, esto debido a que la organización no cumplió con las medidas de seguridad necesarias para que se llevara a cabo el evento en ese lugar, según el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila.

«Si el gobierno de Texcoco no permitió hacerlo, lo haremos en otro espacio», explicó el promotor Juan Carlos Guerrero, en entrevista. El empresario dijo que el Hell & Heaven buscará la sede alterna en las fechas que se había planeado (los próximos 15 y 16 de marzo) y que las bandas Kiss, Korn, Guns N’ Roses, Rob Zombie, Lamb of God, Testament, Trivium, Brujería, P.O.D, entre otras, siguen confirmadas para la presentación.

Ávila Villegas dijo que cancelaba el encuentro musical debido a que éste no garantizaba un ambiente seguro para los asistentes, «es mi deber proteger a la ciudadanía, yo no voy a arriesgar a quienes eventualmente pudieran asistir a este concierto, es mi deber cuidar su integridad y velar por su protección, así es que ya hemos notificado a la autoridad municipal, hemos notificado a los organizadores de la suspensión de este evento».

Arturo Vilchis Esquivel, director general de Protección Civil del Estado de México, informó que los organizadores incumplieron los procedimientos necesarios para que el festival pudiera ejecutarse tal y como lo dicta el Libro VI del Código Administrativo, su reglamento y de la Ley General de Protección Civil federal.

Texcoco apoyaba al Hell & Heaven

El fundador y promotor del evento, Juan Carlos Guerrero, aseguró que se trabajó -desde hace diez meses- en un plan para la seguridad del público, en conjunto con el gobierno municipal de Texcoco.

«Después de varias reuniones tuvimos el visto bueno por parte del cabildo y Protección Civil», indicó en entrevista para este medio.

Asimismo, el empresario tapatío argumentó que las recomendaciones que les hizo el gobernador del Estado de México podían ser cumplidas a la brevedad.

Delfina Gómez, alcaldesa de Texcoco, citó el jueves 6 de marzo a una conferencia de prensa para dar a conocer que el evento sí se llevaría a cabo, ante la oposición del gobernador.

La funcionaria consideró que sería una falta de respeto para los miles de jóvenes que ya compraron su boleto para el festival, además de que la realización del evento significaría una importante derrama económica para el municipio.

En redes sociales, algunos usuarios acusan que la decisión de cancelar el evento se debe más a un asunto político, debido a que la alcaldesa pertenece a Movimiento Ciudadano, y Eruviel Ávila forma parte del Partido Revolucionario Institucional.

Perderían casi seis millones de dólares

En caso de que el festival no encuentre una sede, la pérdida económica sería de casi seis millones de dólares, además de afectaciones para más de 200 familias que forman parte de la compañía.

El evento se había realizado en tres ocasiones en Guadalajara, pero empresarios decidieron llevarlo a Texcoco para tener una asistencia mayor – entre 50 y 70 mil personas- , además de un mejor cartel, según dijeron a este medio.

Habían rentado dos terrenos anexos, con lo que iban a triplicar el espacio original de la feria, esto con el objetivo de poder albergar cuatro escenarios.

Además iban a ofrecer actividades alternas a las musicales, como exhibiciones de lucha y deportes extremos, proyecciones de cine, sorteos, performances, pasarelas de moda, sorteos, entre otras actividades.