Erin Brockovich fue la última película que le dio la oportunidad de contender por una estatuilla dorada y ganarla. Catorce años después, la actriz regresa al panel de nominados, gracias a un personaje oscuro que tiene una lucha cuerpo a cuerpo con Meryl Streep.

«Esa pelea no era exactamente parte de mi sueño de trabajar con Meryl, ella es realmente fuerte, yo sólo pensé que iba sentarse y hablar acerca de ser único e inspirador, pero no, ahí estaba yo encima de ella», dice entre risas la protagonista de la cinta Las vueltas del destino (August: Osage County).

Interpretando a «Bárbara», la hija de «Violeta» (Streep), la mayor de los Weston habrá de enfrentar no sólo un funeral, sino su divorcio y a una madre cruel y adicta. «Todos los personajes de esta película es gente dañada. A veces son personas tratando de hacer lo mejor posible pero hacen todo con el dolor que tienen dentro», explica.

«Bárbara» tiene una vida incompleta como mucho dolor y enojo. «Todos los personajes cuentan lo que están pasando, lo que están ocultando, cómo lo están enfrentando y cómo afecta a los demás, es agotador, porque tiene un tapiz muy intricado», agrega.

Con una gran carga emocional, Roberts comenta por qué considera este papel uno de los más duros de toda su carrera.

«Soy asquerosamente optimista en mi vida real y simplemente soy muy feliz en general, y el reto era que tenía que realmente entender las matemáticas de lo que hace a ‘Bárbara’ comportarse de esta manera y que tenga todos estos conflictos y este tipo de amargura».

El elenco de la cinta incluye personalidades como Benedict Cumberbatch, Ewan McGregor, Juliette Lewis, Sam Shepard, Dermot Mulroney, Chris Cooper, Julianne Nicholson, Abigail Breslin. Meryl Streep también está nominada como Mejor actriz a los premios Oscar que este domingo serán entregados en Los Ángeles.

Las últimas cintas de «La Mujer bonita» no lucieron tanto y correspondían a un corte más comercial. Títulos como Ocean’s Eleven, El día de los enamorados, Espejito, espejito, Duplicidad, La sonrisa de Monalisa y Comer, rezar, amar, la dejaron fuera de los premios de la academia.

Pero parece que la trama de la cinta, basada en una obra de teatro, comienza a trasladarse a su vida real. Con la reciente muerte de su hermana y la noticia de que su madre padece cáncer de pulmón, la actriz comienza un año complicado. «Creo que ‘Bárbara’ se imagina que está ayudando a todos estando ahí, pero su vida es tan incompleta que le hace realmente difícil ayudar», expresa sobre su personaje.