La popular actriz Kate Winslet no ha podido evitar responder con furia a todos aquellos que la han calificado de «irresponsable» por formar una familia compuesta de tres hijos que provienen de tres padres diferentes, ya que le resulta profundamente injusto que la gente juzgue el estilo de vida de los demás sin conocer las circunstancias.

«Nadie tiene derecho a hablar de la vida de las personas y menos aún a criticar las elecciones que hacen o dejan de hacer. Es muy fácil ser crítico y erigirse como referente moral cuando no se conoce absolutamente nada de la esfera privada de los demás. La gente no tiene ni idea de cómo soy ni del tipo de vida que llevo, por lo que me desconcierta que se me juzgue en esos términos. De verdad, es muy desagradable estar sujeto a este tipo de trato. Voy a tener que pedir perdón a la prensa nacional por haberme enamorado y haberme quedado embarazada, lo siento mucho si creen que es irresponsable», se desahogó la artista en la edición británica de la revista GLAMOUR.

La oscarizada intérprete, que tiene una niña llamada Mia (13 años) con su exmarido Jim Threapleton, un niño llamado Joe (10) junto a Sam Mendes, y al recién nacido Bear, que llegó al mundo en diciembre fruto de su matrimonio con Ned Rocknroll, también se anima a explicar por qué decidió que su bebé recibiera su apellido en vez del de su marido.