El periódico The Sun en su versión electrónica dio a conocer que el hecho sucedió la semana pasada en la casa de Pattinson situada en Los Ángeles, donde se llevó a cabo una fiesta Karaoke.

El portal cita que ante el comentario de Perry, Stewart quedó sorprendida por lo que parecía que deseaba salir corriendo del lugar.

Reportes de prensa señalan que Kristen y Robert han vuelto a darse una nueva oportunidad.