México. D.F.- La actriz cubana Livia Brito aclaró que su salud no corre peligro y que tras concluir la telenovela “De que te quiero, te quiero”, continuará con su trabajo, ahora como co-conductora de la nueva edición de “Bailando por un sueño”.

Admitió que desde hace varios días consume un medicamento “porque tengo un problema de salud y lo tomo para aliviarme”. Sin embargo, aseguró que la prensa en ocasiones exagera “y dicen que casi casi Livia se está muriendo y no”.

“Estoy bien, en tratamiento, es como una gripa y cuando uno toma un medicamento, se cura y tan tan”, añadió la actriz.

Hace unos días, Livia Brito informó que estaba bajando de peso debido a que hace seis meses le hallaron una bacteria alojada en el estómago que le impide engordar, por lo que estaba sometida a un régimen de antibióticos.

Debido a este padecimiento fue que Brito rechazó participar en la obra “Qué rico mambo”, pues por el momento no podría coordinar los diferentes pasos de baile.

“El medicamento me mantiene muy mareada, con problemas de equilibrio y no podría bailar o hacer las cargadas, pero sigo en pláticas con mi manager y los productores”, indicó al explicar que no rechazó el proyecto debido a la incursión de Salvador Zerboni, quien fue su pareja sentimental.

Comentó que ahora se concentra en su debut como conductora, al lado de Adrián Uribe, en el programa “Bailando por un sueño” y para lo cual, se prepara con clases de conducción en el Centro de Educación Artística (CEA) de Televisa.

“No tengo experiencia para hacerlo, pero ni importa, le estoy echando muchas ganas al tomar cursos y de eso se trata, de estudiar y aprender cosas buenas para que muchas personas cumplan su sueño.

“Hay quienes padecen alguna enfermedad, tienen un proyecto de vida o quieren abrir un negocio y nosotros, a través del baile, damos esa capacidad para que lo logren”.

La noche del domingo, Livia Brito y varios actores de “De que te quiero, te quiero” celebraron en un restaurante el final de transmisiones de la telenovela y la actriz admitió que atraviesa por sentimientos encontrados.

“Me siento muy contenta, emocionada y orgullosa por todo el trabajo que se logró, pero también triste porque culmina un proyecto, fueron 10 meses de trabajo”, expresó.

La actriz que, dijo, no ha sido grosera con el público como según trascendió, destacó que su personaje “Natalia” le dejó muchas cosas positivas, entre las que destacan, ser una mujer responsable y luchar por hacer realidad sus sueños.

“Me enseñó que a pesar de todas las circunstancias y de lo que pueda ocurrir en el camino no debo sentirme triste y debo echarle ganas a la vida, porque de eso se trata. Hoy te puedes sentir un poco cansada, agotada y al otro día ya recuperaste las pilas, así fue ‘Natalia’, quien al final fue feliz y encontró el amor”, detalló.

En ese sentido, la cubana resaltó sentirse contenta y con planes, pero desvió el tema cuando se le preguntó por el anillo que portaba en el dedo anular de la mano izquierda y que ocultaba ante las cámaras de televisión y fotográficas.

“Siempre hay tiempo y espacio para el amor, para pasarla bien, disfrutar con la familia y los amigos. Es un anillo y el amor siempre está presente y siempre estará, espero en Dios que nunca se acabe y que siempre esté ahí, sí estoy enamorada”, concluyó.