Si bien José Manuel, de 11 años, y Lucerito, de 8, degustan día a día las mieles del éxito y la fama a través de sus padres, Lucero, y el también cantante Manuel Mijares, eso no significa que a estos carismáticos pimpollos les guste el sabor de la farándula.

“Lo suyo son otras cosas. Aman la música pero no tienen ímpetu de ser famosos, de estar en televisión, de actuar o cantar en público.”, aseguró Lucero, “Ellos disfrutan su vida privada”.

Y es que en el tema de la privacidad Lucero es un experta, seguramente por eso sus retoños heredaron tal cualidad.

“No siento que en un futuro vayan a interesarse por la vida artística”, dice la actriz de telenovelas como Por ella soy Eva, quien confiesa aún le queda mucho por hacer en su vida y en su carrera como actriz y cantante.

“Tanto, tanto siempre [falta por hacer]. Pero [sin] prisas, con pasos firmes. Disfrutando también de mi vida, de mis hijos que crecen tan rápido. Mientras tenga salud y vida, seguiré cumpliendo deseos. Poco a poco. Todo a su tiempo”.