El famoso matrimonio todavía no ha confirmado públicamente su reconciliación ni el fin de los problemas de convivencia que le llevaron a separarse el verano pasado, pero teniendo en cuenta que Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones se han dejado ver este año disfrutando con sus hijos de agradables jornadas en familia, no resulta extraño que ambos hayan decidido inaugurar una nueva etapa en su relación con la renovación de sus votos matrimoniales.

«Michael y Catherine han atravesado un calvario estos últimos meses, lleno de tensión e incertidumbre sobre su futuro juntos, pero ahora que ambos parecen haber llegado a un entendimiento, lo mejor que pueden hacer es comenzar desde cero. Con el apoyo e incluso la intermediación de sus hijos, los dos han decidido renovar sus votos matrimoniales el 25 de septiembre y, de esa forma, dar comienzo a un nuevo período de felicidad en su matrimonio», reveló una fuente cercana a la familia.