Michelle Rodríguez no esconde su devoción por su novia Cara Delevingne y se la ha pasado viajando para asistir a los desfiles de su top model.

La británica de 21 años estuvo recientemente en las pasarelas de París y ahí fue Rodríguez, pero a su llegada la actriz de 35 años tuvo un ataque de timidez y haló su boina de lana sobre su rostro.

La tonta movida y el tener su vista obstruida la obligó a recibir la asistencia de su guardaespaldas, ella tenía un look algo rockero con leggings, camiseta y chaqueta de cuero negros, sus botas a la rodilla están espectaculares.

Resulta extraña la timidez de la actriz mexicoamericana cuando luce tan bien y cuando muchas veces se le ve dando tumbos después de rumbear.