Después de todos los escándalos que ha vivido Miley Cyrus alguien debería decirle que debe tratar de dejar la controversia atrás, y no por lo que dice, sino porque ya todo el mundo le está buscando algún comentario para acabarla.

En esta ocasión se trata de los medios estadounidenses, quienes aseguran que Miley Cyrus podría haber llegado muy lejos al hacer un comentario que parecería racista.

En una entrevista, Miley Cyrus aseguró que la gente «de la industria discográfica» son «viejos judíos» que no saben que es lo mejor para su carrera.

Según Tablet, Cyrus habla de eso en su próximo documental, y tacha este desafortunado incidente como racial.

Hace días Miley aseguró en Hunger TV que era «extraño que las cosas para jóvenes fueran seleccionadas por personas que ya tienen más de 40 años».