A pesar de tener su propia línea de productos de belleza, la modelo Miranda Kerr es adicta a las recetas de belleza caseras, especialmente cuando de cabello se trata.

Ella misma dijo: “Aceite de oliva y jugo de limón.Por lo menos una vez por semana mezclo ambas cosas y las dejo en mi cabello el máximo tiempo posible. Es una receta casera que mi madre me enseñó , y no he conocido nada mejor para reparar las puntas después de un desfile”.

La top australiana también dice que siempre lleva en su bolso un pequeño spray de aceite de rosas para hidratar la piel, aun cuando está en el avión: “Bajo del avión con la piel brillante e hidratada”, señaló.