Para el cantante Miguel Bosé, sus hijos, Diego y Tadeo, se han convertido en una adicción, como él mismo lo describió.
«Yo nunca he tenido una verdadera adicción, pero si esto se parece.… me cuesta muchísimo después de dos días (separarse de ellos), además tienen dos años por lo que están ‘papi, papi’», expresó el cantautor.
Como se dio a conocer en el espacio de Shanik Berman, Bosé compartió un poco de las actividades que hace con los pequeños.
«La película ‘Río’, que es la favorita de mis hijos la he visto entera 190 veces, impresionante, Shrek también, es que todo lo que es monstruoso para nosotros a ellos les encanta», destacó.