México.- Una mujer inglesa estuvo a punto de quedarse ciega luego de que un estilista le aplicó unas pestañas postizas con pegamento para uñas.

La mujer de nombre Megan Rixson contó su experiencia a través de un video que subió a Twitter en la que dijo que acudió a un salón de belleza para ponerse extensiones en las pestañas.

En el lugar le aplicaron un producto que momentos después le generó un dolor muy fuerte y ocasionó que viera puntos blancos.

Megan dijo que la mujer que le atendió le comentó que el dolor era normal y que debía reposar los ojos, pero después quiso abrir los ojos y los tenía pegados.

Rixson contó que tuvo ceguera durante dos horas y tras lo sucedido la mujer que le realizó la extensión comentó que había usado pegamento para uñas.

La mujer también pidió a otras chicas que tengan cuidado ante estos tratamientos, ya que pueden representar un riesgo.