La actriz posó para la revista del “conejito” y asegura que “fueron fotos súper artísticas, súper bonitas, no se me ve nada, pero sin embargo esas fotos siguen en la red dando la vuelta y un día mi hija las vio y no le gustó, entonces es algo que no volvería a hacer”.

La actriz, quien en la actualidad alterna funciones con Rocío Banquells en la puesta en escena “Made in México”, sostuvo que aunque han transcurrido más de 20 años “a mi hija le hicieron ruido entonces no creo que sea bueno que lo vuelva a hacer”, enfatizó en el programa “El Gordo y la Flaca”.

Por otra parte, comentó que debido a la intolerancia al gluten, padecimiento que la aquejó bastante tiempo sin que ella lo supiera, tiene que cuidar su salud.

“Estoy anémica y tengo muy bajos los niveles de vitaminas y minerales en mi sangre pero es una consecuencia y es que por más de 10 años estaba sufriendo de inflamación, acidez estomacal, gases”, incluso, señaló que tenía un vientre similar al de una mujer con tres meses de embarazo.

“Tenía mareos, desmayos, quería vomitar”, pero aseguró que en la actualidad, todo está bajo control y cuida su alimentación.