Paulina Rubio confesó que no se arrepiente de haberse casado un día con su exmarido, Nicolás ‘Colate’ Vallejo-Nágera.
La cantante señaló que mirando hacia atrás, lo único que puede ver de bonito de todo eso, es su hijo Andrea Nicolás, su más grande adoración.
«Todo en esta vida vale la pena, y si no vale, uno puede alejarse (…) me arrepiento más de lo que no hago que de lo que hago, porque creo que todas las experiencias, por más malas que sean, enriquecen la vida», afirmó.