Si el dinero no es la felicidad, sí arregla muchas cosas, si no pregúntele a Paulina Rubio, quien prefirió pagar una demanda que enfrentaba de Felipe Restrepo Betancurt, un ex asistente, que le reclamaba pago de horas extras, además de daños causados a su persona tras una rabieta de la cantante.

Recordemos que el pasado noviembre, Restrepo acusó a la «Chica dorada» de haberlo golpeado luego de que éste reservara un boleto de avión en clase turista, lo que desató la ira de Paulina quien quería viajar en primera clase, a esto súmenle la falta de pago.

Una vez que se hizo público el escándalo, Pau aseguró que Felipe Restrepo era «sólo un borracho que lo inventaba todo»; sin embargo, para evitar que su ex empleado siguiera siendo un dolor de cabeza, la cantante optó por llegar a un acuerdo económico.

YA PAGÓ

Pese a que el demandante pedía un cuarto de millón de dólares, sólo recibió 6,232.34 dólares, más el pago de honorarios del abogado de Restrepo, reporta TMZ.

Así que ¡problema resuelto!, eso sí, Paulina sigue alegando que el hombre miente.