Antes de su muerte, el actor Philip Seymour Hoffman (46) estaba «atrapado» en un triángulo amoroso que pudo ser lo que provocara su separación de Mimi O’Donnell, la madre de sus hijos. Así lo asegura el New York Post este miércoles, citando los diarios del actor, a los que habrían tenido acceso fuentes policiales.

Aunque se trataba de un rumor que empezó a circular casi desde el primer momento en el que se conoció su fallecimiento -aparentemente, por una sobredosis de heroína-, ahora han sido fuentes de investigación las que han desvelado que mantendría una relación con una segunda mujer con la que comenzó a salir recientemente.