Por años se ha dicho que Naomi Campbell se está quedando calva por los continuos tratamientos a su cabello, uso de postizos y extensiones. Estos rumores cobraron mayor fuerza cuando una brisa traicionera reveló una considerable sección de su cuero cabelludo que luce sin pelo alguno. La súper modelo salía de un restaurante en Londres cuando el viento echó hacia atrás su peluca alisada con flequillo. Muchos expertos piensan que la mujer de 43 años podría sufrir de alopecia de tracción, que es provocada cuando se tira demasiado el cabello natural. En el caso de Naomi, enganchando extensiones en sus rizos por décadas. Fuera de su posible calvicie, la británica lució espectacular con un abrigo negro largo, cuello tortuga, mini falda gris y botines negros con tachones.