Las ventas de disco de vinilo alcanzan su nivel máximo en 15 años en el Reino Unido, de acuerdo con los datos facilitados por la Industria Fonográfica Británica (BPI) y la compañía Listas Oficiales y recogidos por The Telegraph.

En 2013 se han vendido unos 780.000 vinilos (lo que supone un incremento de un 101 por ciento más con respecto a 2012), la cifra más alta desde 1997, cuando se vendieron 817.000.

El grupo británico de rock Arctic Monkeys ocupa el primer puesto en la listas de ventas de vinilo en 2013 con su trabajo «AM», seguido de «Random Access Memories», de Daft Punk y de «The Next Day» de David Bowie.

Las ventas digitales también han crecido un 6,8 por ciento, aunque el CD cae ligeramente, desde el 78 por ciento en 2012 al 64 por ciento en 2013.

Las suscripciones digitales a sitios de streaming como Spotify y Deezer alcanzan los 100 millones de libras por primera vez, mientras que la media de los ingresos de las ventas de la música alcanza el billón de libras.

El disco más vendido en todos los formatos en 2013 en Reino Unido ha sido «What I call music 86», con 1,1 millones de copias mientras que el disco no recopilatorio que alcanza el número uno es «Midnight Memories» de One Direction.