La lamentable situación en la que se encuentra uno de los nietos del máximo comediante del cine Mario Moreno “Cantinflas” ha levantado un gran asombro entre la crítica y las personas en general, pues nadie hubiera pensado que uno de sus familiares pudiera llegar a vivir en la calle. Lo más preocupante ahora, es que, según han informado algunos vecinos y amigos de los lugares en los que se le veía habitualmente, lleva días si aparecer por ahí y nadie sabe de su paradero.

Era en Tecamachalco, Estado de México, donde Gabriel Moreno Bernat de 20 años de edad solía vagar entre las calles y vecindades del rumbo, mostrando serios problemas de salud y adicción a las drogas. Según la información dada a conocer por el Diario Basta, algunas personas cercanas al joven temen que algo grave le haya sucedido, ya que no tienen noticias de su paradero y han empezado a buscarlo entre los coches abandonados y los rincones de las calles que le servían de hogar.

Estas mismas personas, que han sido testigos de cómo es la vida de Gabriel en las calles, se sienten indignadas ante la falta de interés que han mostrado sus padres, quienes lo han dejado abandonado a su suerte sin comida ni casa ni cuidados para su delicada salud.

Según dijeron al diario, la mamá de Gabriel solamente lo ha buscado cuando quiere sacar algún provecho de él en televisión y después vuelve a desentenderse de su hijo totalmente, mientras que se dice su papá no ha dado ninguna muestra de afecto por él.

Así que la consternación por su pérdida es más grande por parte de la gente que está a su alrededor en las calles que por su propia familia. Todos esperan a que aparezca pronto y que su desaparición no sea el anuncio de un fatal suceso.