¿Inflamación, gases, dolor o necesidad de ir al baño? Tal vez tengas colitis, un padecimiento que afecta a gran parte de la población debido al estilo de vida actual.

La colitis, sobre todo la llamada ulcerosa, se presenta en personas de cualquier edad, pero es más notoria entre los 15 y 30 años, así como en los mayores de 60 años, destaca el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases.

¡Ve al médico y evita complicaciones!

Si tienes dos o más síntomas (sensación de cansancio, náuseas, pérdida de apetito, fiebre, anemia), es necesario que acudas con un especialista para que te brinde un tratamiento adecuado. De lo contrario, puedes presentar cualquiera de estas complicaciones.

Hemorragia rectal 

Las úlceras que se encuentran en el intestino sangran constantemente, causando anemia. La cirugía es el método más recomendado para detener el sangrado.

Deshidratación y mala absorción

El intestino grueso no absorbe los líquidos y nutrientes por la diarrea e inflamación que se experimenta.

Modificación ósea

Los medicamentos llamados corticosteroides que se toman para tratar los síntomas de la colitis ulcerosa causan osteoporosis u osteopenia, que es una baja densidad ósea.

Inflamación corporal

Se experimenta principalmente en articulaciones, ojos, piel e hígado, y se puede controlar con medicamentos.

Crecimiento de colon

Se presenta cuando la inflamación se extiende a las capas de tejido profundas del intestino grueso; trae como consecuencia que éste deje de funcionar.

Además, las personas que padecen colitis ulcerosa son más propensos a desarrollar cáncer de colon, cuando el padecimiento afecta todo el intestino o se experimenta durante al menos 8 años.

No obstante, las personas que llevan el tratamiento adecuado y se revisan constantemente reducen la posibilidad de desarrollar cáncer de colon.