¿Te acoplas rápido al cambio de horario? De acuerdo con el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica, el horario de verano consiste en adelantar el reloj una hora, para reducir el consumo de energía eléctrica al aprovechar la luz solar, pero, ¿qué daños ocasiona el horario de verano en el cuerpo?

A algunas personas les es muy difícil acostumbrarse al cambio de horario, lo cual puede repercutir directamente en su salud física y emocional, por lo que es importante que tomen las medidas necesarias para disminuir los riesgos.

5 daños del horario de verano en el cuerpo

1. Somnolencia. Un estudio publicado en Neuroscience Letters detalla que la calidad del sueño disminuye debido a que las personas duermen una hora menos por la noche. Esto genera una pérdida de productividad y un aumento en la pereza.

2. Ataques al corazón. Durante la primera semana del horario de verano se registran más ataques al corazón debido al aumento de estrés y la poca recuperación por la noche, señala un estudio publicado en The American Journal of Cardiology.

3. Accidentes de auto. Los cambios en el patrón de sueño altera el estado de alerta, lo cual aumenta los accidentes automovilísticos, según un estudio realizado en Finlandia.

4. Accidentes laborales. Ocurren con mayor frecuencia y son más graves, señala un estudio publicado en el Journal of Applied Psychology.

5. Dolores de cabeza y depresión. Debido a que el cambio de horario altera los ritmos circadianos y la liberación de hormonas, las cuales afectan el estado de ánimo, el hambre y el sueño. Los dolores de cabeza pueden durar días o semanas.

Para disminuir los impactos en el cuerpo, lo mejor es que descanses y adquieras hábitos de descanso durante el horario de verano. Además, es importante que te alimentes bien y evites el uso de tecnología por las noches para evitar alteraciones en el sueño. Y a ti, ¿te afecta el cambio de horario?