Tomar agua es muy complicado cuando no te gusta hacerlo pero estás consciente de que es necesario. A mi me pasa lo mismo, sufro mucho cada vez que tengo que tomar agua, me he inventado cien mil trucos para obligarme a tomar más agua.

Después de leer esto, debes intentar cualquiera de los trucos y seguro alguno funcionará mejor que otro.

1.- Come frutas

Puedes optar por comer frutas que en su mayoría están compuestas por agua, si tu problema es que no encuentras sabor al agua simple, las frutas pueden ser tus mejores amigas.

2.- Mezcla bebidas

Dale sabor al agua mezclándola con tus bebidas favoritas. Es un truquito para tomar más agua, aunque la verdad, dudo mucho de su funcionalidad.

3.- Hierbas

Las hierbas frescas dan un sabor único a tu agua, te ayuda a tomar más y darle un toque especial y rico.

4.- Alcohol con agua

No, no, no mezcles tu bebida alcóholica favorita con agua, me refiero a que entre cada trago que tomes, bebas un vaso con agua, obligada, pero verás que es más sencillo.

5.- Agua con gas

Cambiar el agua simple con agua con gas es una mejor manera de entretenerte y beber más agua al día. Un truco fácil y divertido.

6.- Agua con comida

Cuando vayas a comer prepara un vaso con agua, bébelo mientras comes, si necesitas un poco de sabor puedes ponerle un toque de limón o alguna hierba fresca, suena bien, ¿no?

Estos trucos son muy efectivos, a mi me han funcionado mejor de lo que creía y ahora, sin duda alguna, tomo más agua que antes.