Es posible que haya muchas cosas que las personas desean, tanto a nivel personal como profesional.

Sin embargo, enfocarse a diario en eso que no se tiene desgasta, genera frustración y tristeza y distancia, claro está, de disfrutar de las cosas que sí se tienen.

Quizás de pronto no se tiene el trabajo que se merece o desea, pero bueno, hay quienes agradecen a Dios por levantarse temprano para ir a trabajar y no para ir a buscar trabajo, por ejemplo.

“En los últimos años he tenido más que claro que quizás no tengo todo lo que quiero pero he aprendido a querer todo lo que tengo mientras llego a eso que deseo. Me esfuerzo por lo que quiero, sabiendo que todo tiene un momento y que si está para mí llegará, ni antes ni después, llegará cuando esté preparado para recibirlo. Y si no llega es porque de fijo la vida tiene algo mejor para mí”, dice Cristohpher Barkero, entrenador personal en esta entrada de su blog en elHuffingtonPost.

Gran cantidad de personas están en trabajos que no son los que desean y aun así se sienten felices, agradecidos.

Otra gran cantidad, de tan solo saber que tienen que levantarse para ir a determinada oficina con determinado jefe o compañeros y hacer algo que para nada es lo que quisieran, sufren. Todo es elección y cada quien elige cómo quiere pasársela.

La satisfacción laboral depende de muchos factores, incluyendo la actitud. Tal vez te sorprenda descubrir que cuando se cambia la perspectiva se tiene una mayor capacidad de obtener oportunidades y alcanzar el éxito. De lograr lo que se desea.

Es por ello que aquí se comparten algunos pasos para un trabajo feliz:

APRECIO AL TRABAJO

Si bien es cierto que quizás no se está en donde se desea estar, valorar la oportunidad y lo que brinda el empleo actual, además de pensar que nada es para siempre y que todo va a cambiar si se dan los pasos adecuados, hará que la persona avance hacia la oportunidad que busca.

Trabajar es positivo, es un medio para obtener recursos económicos, se puede acceder a prestaciones y además construir una historia laboral. Aún cuando no agrade lo que haces actualmente debe hacer algo que aprecias de tu empleo actual, ¿qué es?

METAS

Sin título

Todas las experiencias laborales aportan experiencia, conocimientos y lecciones valiosas para el futuro.

Así que sea lo que sea que se haga y la distancia que haya hasta la meta, Barkero asegura que lo que las personas hagan es bueno para donde la vida lleve a la persona tiempo después. Pero agrega ser positivo y enfocarse en lo que se puede hacer en la situación actual.

Hay que pensar, por ejemplo, por este empleo es que puedo pagar mis estudios, mi casa, mi departamento, mis recibos; me permite tener referencias laborales y no estar desempleado.

“No te estoy diciendo que te conformes, pero sí que valores, que veas lo bueno porque entonces será más fácil llegar a donde quieres”.

Este tipo de pensamientos recuerda cuál es el motor de la persona, cuál es su meta a futuro y qué se está logrando gracias a su empleo.

NUEVOS RETOS

retos

A veces hay que empezar por casa a buscar las nuevas oportunidades y eso se obtiene generando retos que hagan salir de la zona de confort.

“Si deseas cierta posición, ofrécete como asistente para aprender el oficio, involúcrate en otros departamentos o en otras labores diferentes a las tuyas, habla, di que te gustaría aprender algo nuevo. Genera nuevo conocimiento, todo depende de ti”.

APRENDIZAJE

otra

Muchas empresas ofrecen facilidades para tomar cursos, seminarios, talleres y hasta para carreras profesionales. Si no se quiere estar donde se está, pues se aprovecha eso y si no lo ofrecen hay que generarlo.

RODÉATE DE GENTE

3

“Un punto básico de coaching es que siempre nos indica que debemos tener como patrones a aquellas personas que ya han llegado a donde nosotros queremos llegar”, indica Barkero en su blog delHuffingtonPost.

De esta forma se puede aprender lo que tenemos que hacer gracias a que ellos ya caminaron por ahí antes.
En todas las empresas hay personas positivas y negativas. De estas últimas se aprende qué no se debe de hacer y de las otras hay que rodearse.

NO TODO ES DINERO

todo es dinero

Si solamente se está enfocándose en los días de pago, la persona se convierte en una máquina que está programada para llevar a cabo una rutina y espera cada quincena, mes o semana un cheque.
El dinero es importante y mucho, pero no lo es todo.

Quizás la mayor paga se tenga porque el trabajo apoya o ayuda a otras personas, o bien, porque se puede conocer gente nueva, porque te aporta conocimiento, hace crecer como profesional.

Hay muchas aristas que valorar más allá que el dinero y que las personas pueden agradecer mientras se llega a donde se desea.

DISFRUTA LO QUE HACES

5

Quizás no se está donde se desea, o se viva un infierno laboral, que de igual manera asegura que se aprenderá mucho, para cuando se llegue a lo que se desea. Todo se basa en encontrar una motivación.

“¿Cuál es tu motivación? Quizás tu entorno, el prestigio de la empresa, la actividad a la que te dedicas, un proyecto futuro, las personas, tener un ingreso”, dice el autor del blog.
Descubrir la motivación y aprender a amar lo que se hace, hace el camino hacia donde se quiere estar sea más placentero