El estrés, está en todas partes y además de generarnos sentimientos como hartazgo e ira, puede dañar diversos órganos de nuestro cuerpo, así como el cutis.

Por ello, te presentamos algunos de los cuidados que debes tener diariamente en esta zona del cuerpo, para prevenir y revertir los factores que más lo afectan, como los siguientes:

  1. Mala alimentación: Una alimentación no balanceada en frutas, verduras y proteínas, así como no comer a las horas indicadas o realizar de manera muy regular «las dietas relámpago» priva a la piel de sus nutrientes esenciales y hacen que pierda textura y lozanía.
  2. Estrés:La tensión nerviosa debilita al sistema inmunológico y afecta las hormonas responsables de la tersura y luminosidad facial.
  3. Deshidratación: Es básico el hábito de tomar dos litros diarios de agua natural, independientemente de los jugos y otras bebidas que consumas, como café o té.
  4. Salud física:Los expertos recomiendan evitar el sedentarismo y hacer por lo menos 30 minutos diarios de ejercicio
  5. Medio ambiente:La contaminación daña mucho la dermis, ya que las toxinas se impregnan en la piel.
  6. Sueño:Se debe dormir, al menos 7 horas al día, debido a que durante el sueño, el cuerpo restaura las células de la piel.
  7. Toxinas:El cigarro y el alcohol son letales para los poros y células de la dermis

 

La información publicada en el portal mipiel.com.mx, también señala que cuando las personas no son felices su piel lo refleja, debido a que cuando alguien se siente triste o tiene problemas de autoestima, se afecta la piel, por lo que luce reseca, sin luz y con mayor tendencia a acumular grasa y granitos.