“El tabaco mata hasta la mitad de sus consumidores; es decir, aproximadamente 6 millones de personas por año: 5 millones fumadores y 600 mil sólo estuvieron expuestos al humo del cigarro ajeno”, revelan cifras de la Organización Mundial de la Salud.

Si te encuentras en el proceso de dejar de fumar una opción que puede ayudarte es la comida, pero, ¿toda? No. Aquí te presentamos algunas alternativas. Recuerda, estas deberán ser parte de una dieta balanceada.

Dile adiós definitivamente…

Para empezar, la American Cancer Society sugiere que mantengas sustitutos que puedas chupar o masticar: zanahorias, pasa o caramelos duros. Esto para evitar la ansiedad, que es parte del proceso de dejar de fumar. Sin embargo, aquí hay otras opciones.

1. Ginseng
Esta raíz inhibe o disminuye la producción de dopamina que se libera cuando fumas. Consúmela a través de infusión, esto te permitirá resistir en tu objetivo.

2. Leche
Un estudio publicado en laBiblioteca Nacional de Medicina de los Institutos Nacionales de Salud, sugiere que el consumir leche, antes de fumar, ocasiona que el sabor que deja el cigarro en las papilas gustativas sea desagradable. El sabor que queda suele ser amargo.

3. Frijoles, nueces, avena…
De acuerdo con la Asociación Americana del Corazón, el hambre puede aumentar la ansiedad por la nicotina. Una opción para controlar estos episodios es a través del consumo de alimentos ricos en fibra soluble, y esto se debe a que generan una mayor sensación de saciedad.

4. Jugo de naranja
La vitamina C ayuda a eliminar las toxinas y la nicotina de tu cuerpo. Además este potente antioxidante te contribuye a desvanecer los metales pesados que se van acumulando en tu cuerpo; ejemplo, el cadmio y el plomo.

Tip: La American Cancer Society aconseja que comas entre 4 a 6 veces al día. Esto te permite mantener tus niveles de azúcar en sangre constante y mantiene tu energía lo que te ayuda a combatir la ansiedad de fumar.

Frutas
Especialmente las que tienen propiedades diuréticas y relajantes, como manzana, piña, pera y sandia.

También se recomiendan las que incluyen vitamina C porque la nicotina crea una deficiencia de este tipo de vitamina.