Para conocer tu estado de salud en general, no es necesario realizarte miles de análisis. Puedes comenzar con solo un análisis de sangre que te ayudará a saber el estado de salud en el que te encuentras.

El análisis de sangre que te permitirá conocer tu estado de salud se llama Hemograma completo, (se abrevia CBC por sus siglas en inglés) y se utiliza detectar si padeces alguna enfermedad.

De acuerdo a Clínica Mayo, el hemograma completo mide los niveles de varios componentes y características de la sangre para identificar si presentas alguna enfermedad.

¿Qué se analiza en el hemograma completo?

Se mide el nivel de cada uno de estos componentes de la sangre:

Glóbulos rojos
Glóbulos blancos
Hemoglobina
Hematocrito
Plaquetas

Una variación en los niveles de cada uno de los componentes, podría ser un indicio de algún padecimiento y una oportunidad para detectarlo a tiempo.

Tu médico es quien indicará este análisis de sangre después de que menciones alguno de estos síntomas:

Debilidad
Fatiga
Fiebre
Inflamación
Hematomas o algún sangrado

Esto ayudará a diagnosticar si tienes una infección, anemia o para confirmar una sospecha de diagnóstico.

Cómo prepararte para un hemograma completo

La mayoría de las veces basta con un ayuno de cuatro horas, sin embargo, es tu laboratorio quien indicará el tiempo que requiere que vayas sin alimento para realizar los análisis con tu toma de sangre.

Como te mencionamos en esta toma de sangre se analizarán los glóbulos rojos, que son los encargados de transportar el oxígeno. Los niveles normales del hemograma completo en adultos es: hombres (4.32 – 5.72 millones de células por microlitro) mujeres (3.90 – 5.03 millones de células por microlitro)

La hemoglobina, es la proteína de los glóbulos rojos que ayuda a transportar el oxígeno, sus niveles son: hombres (13.5 – 17.5 gramos por decilitro) mujeres 12.0 – 15.5 gramos por decilitro)

El hematocrito, es la proporción de glóbulos rojos o el plasma de la sangre, los niveles normales son: hombres (38.8 – 50.0 por ciento) mujeres (34.9 – 44.5 por ciento)

Los glóbulos blancos, combaten las infecciones y los niveles normales son: 3,500 a 10,500 células por microlitro.

Las plaquetas ayudan en la coagulación de la sangre y los niveles normales son: 150 mil a 450 mil por microlitro.

Si tu médico encuentra los niveles muy bajos o disparados, es posible que solicite repetir el análisis para estar seguro en un diagnóstico. Pero ¡tranquila!, si hay una leve variación es muy probable que solo se trate de una pequeña descompensación, sin embargo, es tu especialista quien debe determinarlo. Acude con tu médico y cuida tu salud.