Si te dijera que lo único que necesitas para que tu piel se vea más sana, bonita y joven es tomar la suficiente cantidad de agua, ¿me creerías? Pues este es un “ingrediente clave” para mantenerla hidratada, es mejor que el uso de las cremas que nos prometen suavidad y humectación durante horas. Si notas que comienzas a tener arrugas, manchas y otros cambios que tiene la piel cuando no tomas suficiente agua, yo que tú comenzaba a hidratarme más.

De acuerdo con especialistas del Instituto de Investigación de Agua y Salud, nuestro cuerpo pierde al día alrededor de dos a dos litros y medio de agua, los cuales, es necesario que repongamos para retrasar a toda costa la aparición de los primeros signos del envejecimiento y evitar que pierda ese “glow” que tiene una piel sana. Entra a la fotogalería que preparamos para ti y entérate qué pasa en el cuerpo cuando no tomas agua.

¿Cómo saber que estoy deshidratada?

Hay tres niveles de deshidratación y es importante reconocer los síntomas de alerta la sed, dolor de cabeza, mareo y cansancio son síntomas de deshidratación leve, de la deshidratación moderada son flacidez en la piel, sensación de sequedad en la boca y disminuye la orina, cuando tenemos una deshidratación grave la piel se ve “apagada”, tenemos sed extrema, ausencia de orina, dificultad para respirar y afectaciones en los riñones.

Después de haber revisado la fotogalería, seguramente ya tienes razones poderosas para comenzar a tomar más agua porque, como y te diste cuenta, no tomar suficiente cantidad de agua no sólo afecta al aspecto de nuestra piel sino también al cabello, los riñones y hasta conseguimos que el metabolismo se vuelva más lento, cuida e hidrata a tu cuerpo, ¡porque hace maravillas por nosotros!