PATROCINADO POR: ÓPTICA RAZO

Aunque ya has apagado la luz de la habitación, y te hallas envuelta en las cobijas de tu cama, la tentación es imposible de soportar. Tomas tu celular y empiezas a revisar el correo electrónico en busca de algún mensaje nuevo del trabajo…

Si bien ni te acuerdas cuándo lo empezaste hacer, seguro ya vives algunos de los efectos nocivos a la salud por contestar tu correo fuera de horarios laborales; ejemplo, agotamiento emocional.

Así como lo lees, este hábito repercute en tu desequilibrio entre la vida personal y laboral, lo que te puede llevar a niveles más altos de estrés, peleas constantes con tu pareja o padres e incluso actitudes poco educadas en tu trabajo, señala laUniversity Lehigh.

Déjalo por la paz…  

Revisar el correo en horas no laborales también puede llevarte a experimentar:

1. Ansiedad por una posible situación de amenaza.

2. Inhibe tu capacidad psicológica de separar lo laboral con lo emocional.

3. Agotamiento físico y mental.

4. Frustración.

5. Pérdida del interés sobre tus actividades laborales.

Más allá de colocar límites, debes entender que no en vano se establece un horario laboral de seis a ocho horas, y es porque se ha comprobado científicamente que este es el período en que una persona es más eficiente para tus actividades profesionales.

Ahora que sabes esto, por favor deja  en paz tu celular. Relájate. ¡El trabajo jamás se acabará, pero sí tu salud! Decide que es más importante para ti.

razo