El lugar es lo de menos, cuando de disfrutar las vacaciones se trata. Recorriendo las calles de un pueblo pintoresco, recostados sobre la arena del mar, disfrutando de un espectáculo al aire libre… todo parece perfecto hasta que, después de algunas horas, nuestros hombros, espalda y pecho empiezan “arder”, y lo que eran unas perfectas vacaciones se convierten en un “infierno” …

Peor aún, ¿cómo aliviar las quemaduras de sol rápido, si estamos fuera de casa? Para empezar:

1. Té helado de manzanilla

Es una bebida que fácilmente se puede encontrar en cualquier restaurante. Una vez que la consigas, humedece un pedazo de tela en ella y ve cubriendo con ésta el área afectada. Deja que la infusión se seque sobre tu piel.

El té de manzanilla contiene taninos, ingredientes que tienen la capacidad de calmar el dolor, inflamación y comezón productos de la quemadura.

2. Baño

Aunque resulte poco creíble, tomar una ducha de agua fría, o bien, colocar paños húmedos sobre la piel puede reducir significativamente esta lesión, además de aliviar sus principales síntomas, así lo señala la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

¡Ojo! Jamás coloque hielo, porque éste puede quemar más aún.

3. Huevo

Mezcla una clara de huevo con una cucharada de aceite de oliva extra virgen, y colócalo sobre tus hombros y espalda como si fuera una crema.

4. Papa

Desinfecta y corta en rebanadas este tubérculo. Una vez que lo hagas, ve cubriendo la zona quemada con pedazos de papa, y deja reposar éstos por alrededor de una hora.

Es importante que, si la piel presenta ampollas, no apliques no mantequilla, vaselina u otro producto a base de aceite. Estos pueden obstruir los poros, lo cual puede derivar en infección.