PATROCINADO POR: ÓPTICA RAZO

Si bien la susceptibilidad a algunos problemas de  la piel, como es el caso del acné, puede ocasionar que suframos de poros abiertos con mayor frecuentemente que otros tipos de piel. Es una realidad, que este problema no es excluyente, y le sucede a la mayoría con el paso del tiempo…

Esto porque el tamaño del poro puede ser afectado por cambios en la glándula folicular: es decir, por un mal higiene, que permite que la suciedad y células muertas de piel se acumulen en la cavidad, así como la exposición continúa al sol, de acuerdo a The Derm Review.

Diles adiós en minutos…

Si no sabes cómo cerrar los poros abiertos de tu cara, aquí te damos algunas opciones que solo te tomaran minutos:

 1. Polvo de sándalo

Es un limpiador increíble. Mezcla 1 cucharada de polvo de sándalo con 1 de agua, y aplica sobre los poros abiertos por medio de masajes circulare. Después enjuaga con abundante agua fría.

2. Bicarbonato de sodio

 Tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que te encantarán. Para ello, mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio en dos de agua hasta generar una pasta, la cual deberás aplicar a través de pequeños masajes en la zona afectada.

Deja reposar por 10 minutos y después enjuaga con agua fría.

 3. Carbón activo

Es un desintoxicante natural. En un plato deposita el carbón activo de una cápsula (éstas las puedes comprar en una tienda naturista), una cucharada de leche y una de grenetina.

Antes de mezclar, derrite la grenetina en el microondas por 15 segundos; inmediatamente mezcla los demás componentes y con cuidado colócalos sobre tu cara por 10 minutos.

Para disminuir la posibilidad de que tus poros se abran con el paso del tiempo, después lavar tu rostro procura inutilizar aceite de semilla de uva para hidratarlo.

razo