Es un excelente aliado de tu belleza y muchas de nosotras no lo aprovechamos. El hielo, ese elemento de fácil acceso, tiene múltiples beneficios para la salud de la piel: brinda luminosidad, actúa sobre las ojeras, mejora la circulación sanguínea, alivia las quemaduras de sol, entre otras cosas. Por eso, en Estilo Mujer te queremos contar cómo utilizar el agua solidificada sobre tu rostro y aprovechar al máximo sus propiedades.

– Dile adiós a las desagradables ojeras: Si estás cansada de lidiar con este problema o te despertaste con tu cara hinchada producto de un mal dormir, toma un cubo de hielo y frótalo por la zona afectada para disimular las ojeras. Para obtener un mejor resultado, te recomendamos preparar cubos de hielo con té verde, meterlos en el congelador y desinflamar cada vez que desees la zona de alrededor de tus ojos. Lo ideal es que lo hagas todos los días por la mañana.

– Fuera poros abiertos: Si sufres porque tu piel tiene pequeños orificos ¡no te preocupes! el hielo podría ser una buena alternativa. Para hacerlo efectivo, te recomendamos tomar un hielo, envolverlo en una tela y pasarlo por las zonas más rebeldes (mentón, mejillas y nariz) durante aproximadamente tres minutos. Es una buena alternativa para cerrar los poros. Si te vas a maquillar, haz el proceso antes de aplicar cualquier cosmético sobre la piel.

– No sufras más con las quemaduras en la piel producto del sol: Si por algún motivo se te pasó la mano en la playa, piscina o donde sea, y quedaste insolada, prueba con esta técnica natural. Toma algunos cubitos de hielos, envuélvelos en una tela y pásalos por las zonas afectadas ¡aliviará el malestar! Puedes complementar con geles en base a aloé vera o cremas especiales para quemaduras.

– ¡Que los años no pasen por ti! Evita las arrugas y líneas de expresión: frotar hielo sobre el rostro es una buena forma de aumentar la circulación sanguinea y así, evitar las temidas arruguitas o marcas de la edad.

¡Ya lo sabes! Utiliza el hielo para potenciar tu belleza de forma económica y con múltiples beneficios. ¡Atrévete!