Si alguna vez has tomado medicamentos homeopáticos, sabrás que se caracterizan por su sabor dulce, pero también toque a alcohol, de hecho, por lo mismo quizá hasta dudaste que fueran medicina. Por si te habías preguntado de qué están hechos los chochitos homeopáticos, aquí te la resolvemos.

No importa si has recurrido a ella o no, seguro ubicas lo que es la medicina homeopática, pues es una de las ramas de la medicina alternativa (como éstas que también sanan tu cuerpo) más conocidas y usadas por los pacientes que buscan un medio complementario o alterno a las medicinas convencionales para aliviar diversas enfermedades.

La homeopatía es un método terapéutico que se practica desde hace muchos años, no sólo en México, sino alrededor del mundo. Según el sitio Cuidate Plus, se basa en la ley de la similitud, la cual afirma que una sustancia que provoca determinados síntomas en una persona sana, es capaz de curar los mismos síntomas o semejante en una persona enferma.

Los tratamientos se elaboran tomando en cuenta los síntomas, estado físico y psicológico e historia médica y de vida de cada paciente. En ese sentido, existen tanto gotas, como pastillitas y chochitos, los cuales son los más conocidos y claramente nada parecidos a los medicamentos convencionales, pero ¿qué los componen?

La parte central de la elaboración de estos medicamentos consiste en diluir la sustancia activa varias veces, agitándola entre cada disolución. Es decir, se disuelve una pequeña cantidad de esta sustancia en agua o alcohol, luego se toma una parte de esta mezcla y se vuelve a diluir, así hasta cumplir el número de disoluciones necesarias para evitar la toxicidad y efectos secundarios.

Posteriormente, esta sustancia es rociada en comprimidos hechos de sacarosa y lactosa. Sí, no te equivocabas cuando decías que era azúcar; en conclusión, los chochitos homeopáticos están hechos de sacarosa, lactosa y un toque de mezcla homeopática.

En ese sentido se podría decir que el azúcar y lactosa actúan como excipiente, algo similar a lo que ocurre con los medicamentos. Sin embargo, esto también hace necesario consultar con un médico si es posible tomarlos en caso de tener diabetes o intolerancia a la lactosa, recuerda que esta condición aumenta con la edad.

Sobre si funciona o no la homeopatía, es un tema de debate, pues tiene algunas limitaciones e incluso riesgos, sin embargo, sus medicamentos son más considerados inocuos que riesgosos o tóxicos. Asimismo, mientras muchos estudios rechazan su eficacia, hay quien la defiende, y otros más recomiendan su uso como complemento de otros fármacos, para aprovechar el efecto placebo.

La principal recomendación es evitarla en caso de enfermedades graves o se suspender su uso si en lugar de mejorar empeoras.

Cuidar de tu salud es muy importante y buscar todos los medios necesarios para estar bien, también, por eso no debemos satanizar ninguna forma de medicina alternativa, siempre y cuando no te cause mayor mal. Eso sí, no olvides recibir atención y una opinión médica que te ayude a tomar une mejor decisión.