Médicos del IMSS utilizan un poderoso ‘veneno’ para tratar la enfermedad de la migraña, que afecta a 40% de la población.

La toxina botulínica es utilizada por los expertos del Instituto Mexicano del Seguro Social como tratamiento para controlar los síntomas de la migraña, que son dolor de cabeza intenso, vómitos, náuseas y molestias con la luz y el ruido.

La toxina botulínica es una neurotoxina elaborada por una bacteria denominada Clostridium botulinum. Se trata del veneno más poderoso que existe.

¿En qué consiste este veneno?

El IMSS cuenta con amplia gama de tratamientos farmacológicos para reducir el intenso dolor de cabeza por migraña pero la aplicación de esta toxina alrededor del cráneo, es un tratamiento cien por ciento efectivo.

Además de este procedimiento innovador para la migraña, el Seguro Social brinda otros tratamientos para evitar o reducir la intensidad del dolor de cabeza, con medicamentos antiinflamatorios no esteroides; explicó la doctora Irma Leticia Candelaria Zavala, neuróloga del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional La Raza.

Dijo que el Instituto cuenta con fármacos combinados de mayor potencia; u otros denominados triptanos que se aplican por inyección bajo la piel o por aerosol nasal, eficaces contra el dolor agudo que actúan en un tiempo aproximado de 10 a 15 minutos.

La neuróloga destacó las bondades del tratamiento preventivo o profiláctico, en el que el paciente toma diariamente fármacos antidepresivos, antiepilépticos o beta bloqueadores, con el objetivo de reducir la frecuencia del dolor.

Otras soluciones para controlarla

La migraña no se cura pero sí puede controlarse con tratamiento preventivo para mantener al paciente libre de dolor por cinco, 10 o hasta 15 años.

Esta enfermedad puede presentarse con aura, es decir, el paciente puede tener sensación de luces o flashazos visuales, un aviso de la inminente presentación del dolor; tener visión borrosa en algún momento y adormecimiento de un brazo o la mitad de la lengua.

Para controlar los episodios de migraña, los pacientes deben dormir de seis a ocho horas diarias, con sueño reparador; disminuir el consumo de bebidas alcohólicas, vino tinto y café; además, evitar el tabaquismo y situaciones estresantes, precisó la especialista del IMSS.