Según un estudio científico realizado por el Centro Cintesis de Portugal, la persona que bebe vino tinto de manera moderada puede prevenir y combatir diversas enfermedades.

“El vino tinto ayuda a regular la flora intestinal, reducir la inflamación, prevenir la depresión, demencia y otras enfermedades neurodegenerativas”, se puede leer en las conclusiones del mencionado estudio.

Las enfermedades que puedes prevenir son las siguientes:

1. Alzheimer
2. Enfermedades cardiovasculares
3. Enfermedades coronarias
4. Presión arterial (estabiliza)
5. Demencia
6. Cáncer en la garganta
7. Estrías
8. Gripe y resfriados
9. Diabetes
10. Cálculos renales
11. Cáncer de próstata
12. Estreñimiento
13. Ateorosclerosis
14. Artritis reumática
15. Várices
16. Hemorroides
17. Alergias
18. Caries

Asimismo, lo recomendable es beber una copa de vino tinto al día, aunque otros estudios recomiendan que sea de forma regular y consultar las recomendaciones de un médico.

Finalmente, este mismo estudio científico señala que los frutos rojos como la frambuesa, fresas y moras también tendrían los mismos beneficios que el vino tinto si son consumidos de manera natural.